NUESTRO CUIDADO PASTORAL

Pomemoria. Reunión 3 de julio de 2021

Prólogo al plural

El Informe es de la reunión de 03-07-2021. Pero tiene un antes, y siempre en plural. Desde el momento en el que anuncié a mi Obispo, D. Mario, las complicaciones de salud, derivadas de las secuelas del COVID, padecido en la hospitalización de un mes, en Madrid, tuve claro un objetivo: Mi cese como párroco es sí, cuestión mía, y sabe bien que es tema planteado antes con claridad total. Pero la historia de un camino de 30 años largos dice a la vez otra verdad: Ese camino hubiese sido imposible sin unas personas que han apostado por caminos nuevos de evangelización. Pensando en ellos, desde finales de mayo vengo anunciando que deseo poner sobre la mesa la experiencia vivida en comunión. Lo hemos ido posponiendo por razones pastorales de carácter inaplazable, como han sido exequias. La fecha del 3 de julio venía ya anunciada como invitación a quien deseara aportar luz en cualquier sentido sobre la tarea que resumo en “nuestro cuidado pastoral”, pues nunca he querido entender sólo como tarea presbiteral, sino como compromiso de una comunidad cristiana a la que sirve el presbítero. Hecha la salvedad, paso al informe.

Participantes

El 3 de julio de 2021, en el Santuario de Nuestra Señora, la Virgen de la Vega de Pedrosa de Arcellares, con el objetivo de preparar la entrega del cuidado pastoral que hemos venido prestando desde hace más de 30 años, previa invitación a todos los cristianos, nos reunimos los siguientes miembros, que se citan por orden alfabético de Comunidades: de Basconcillos, Mª Luisa Gutiérrez y Josefina Monge; de Escuderos, Neli Alonso y Pilar Humada; de Quintanas, Marisol García y Yoli Sevilla; de San Mamés, Concepción Miguel; desde San Andrés de Montearados, Mª de los Ángeles Santamaría; del Equipo de Pastoral, Carmen y Elena de Diego; de la Comunidad de Dominicas de Nª Sª de las Victorias, en Madrid, Evangelina Prieto. Convoca y modera la reunión el Párroco y Rector del Santuario, D. José Valdavida. Justifican su ausencia Dionisia Iglesias de Trashaedo, y Dionisio Alonso, de Talamillo.

Ante la imagen de la Virgen de la Vega, rezamos la hermosa oración del devoto, compuesta por D. Jesús Camarero. La reunión la hacemos en el exterior, hasta que el cierzo lo permitió.

Fuentes de nuestro Cuidado Pastoral. Porque contamos con fuentes autorizadas, con testigos a pie de obra. Las citamos por orden de aparición.

Primera: La Revista: LA VOZ DE LA VEGA. Esta primera, ya por el mismo hecho de existir, es la que tiene valor mayor, como archivo de vida y acta de la doctrina, desde la primera aparición, como semilla en el 2 de febrero de 1991 hasta el año 2018, en que dejamos de editarla por trabajos que nos desbordan, y porque necesita ser repensada desde el medio digital en el que se vivirá a partir de ahora. Es propiedad del Santuario y queda al servicio de toda la vida y acción de la Comunidad de Comunidades.

Segunda: Dos archivos de fotos. El más antiguo el de D. José. La vida del Santuario en todas sus vertientes. El de Elena de Diego. Muchas y de calidad mejor; cuentan con el soporte digital. Ambos son personales. Su uso está limitado en cuanto a publicación. Nunca como fuente fehaciente de la vida. Siempre estarán a disposición de lo que haga falta.

Tercera: El servicio YouTube de la página www.ecpe.es, desde el que la vida del Santuario llega a todas partes, tanto si la vida de fe es retransmitida  desde el Santuario o, si la pandemia lo exige, desde Madrid.

Nuestro Cuidado  pastoral… por etapas

Etapa 1ª – Nueve parroquias. Se comienza a caminar. Se dota de marco para el Archivo parroquial. En él consta la aparición del plan de acción conjunta. Aparecen estas ideas claras desde el principio.

  • Somos comunidad, en virtud de la comunión en la Trinidad Santa.
    • Nuestro trabajo ha de ser en comunión.
  • Existimos para evangelizar.
  • En un mundo intercomunicado y por eso interdependiente, abrimos los ojos a los retos, a las posibilidades.
  • Trabajamos con Internet desde el primer día.
  • Cuidamos la catequesis de adultos. Con modalidades. Hasta que aparece la Escuela.
  • Catequesis de niños. Hasta que los padres optan por el servicio ofrecido desde Aguilar que une catequesis y colegio.
  • Sin datos de catequesis de jóvenes.
  • Catequesis sacramental, siguiendo pauta impresa que se entrega para preparar en varias sesiones, con participación de Padres, del Padrino o padrino y madrina. Con entrega del YOUCAT.
  • Actividades conjuntas: Rosarios y Via Crucis en Pueblos – Sembradores de estrellas, a nivel de Unidad Las Mercedes – La Vega.
  • Arciprestalmente se da prioridad a la pastoral de Exequias.

Etapa 2ª. – Dos comunidades más  desgajadas de la de Montorio. Con la orden del Sr. Arzobispo de no cambiar la pastoral. En el diálogo con él aparece el título “Comunidad de Comunidades”, fruto de la aceptación de esta ampliación.

Etapa 3ª. – Se añaden las 11 de Valdelucio. El informe llega por comunicación de D. Epifanio, diciendo que lo destinan. No admite, prohíbe que se anuncie. Porque se lo han pedido. El error pastoral se vería después.

Objetivo de esta reflexión: Queríamos, y queremos, ahora con más razón, preparar un informe realista de la experiencia de más de 30 años.

“Queríamos”, porque el plan existía con antelación, “y queremos ahora con más razón” porque, la víspera, el párroco conoce que el Sr. Arzobispo, dentro de la amplia remodelación de la diócesis, ha acordado que al frente de nuestro Cuidado pastoral esté el Párroco de Montorio, D. Miguel Ángel, en quien piensa el grupo a partir de este momento. Miramos el camino andado, abiertos al que estamos dispuestos a continuar, mientras el Señor siga queriendo contar con nuestra colaboración. Nuestra reflexión de esta tarde busca compartir y enriquecer una visión de conjunto. Fieles a este objetivo, destinatarios del mismo somos nosotros, es D. Miguel Ángel y son los tres Obispos que viven, de los cinco que han sido parte activa mismo: D. Mario Iceta y los dos anteriores, D. Santiago Gil y  D. Fidel Herráez.

Buscar el camino de Dios desde el Magisterio en la Iglesia. La razón que nos mueve es que cuanto se ha hecho sólo se conocerá, si juntos, con miradas complementarias vemos lo que hemos hecho posible, desde quienes, al recibir las primeras luces, dijimos “sí”,  hemos apoyado y hemos sabido cambiar, animando a otros, agradeciendo a tantas personas, vivas todavía muchas, otras, camino de la Casa del Padre. La realidad es que esta Comunidad de Comunidades se ha ido configurando y madurando en torno al Santuario, paso a paso. María es un SÍ a Dios. Su salida a prisa para visitar a Isabel, en casa de Zacarías, sólo tiene una explicación: Dios le pedía andar ese camino. No entenderemos la historia de nuestra Comunidad de Comunidades si en esta ruta faltase la brújula que marca la Iglesia. La  voluntad de Dios desde el Magisterio está presente desde los comienzos en los años 90.

Es también obligado tener en cuenta los ámbitos en los que nos hemos movido, y que siempre hemos buscado como ámbitos de comunión y ámbitos enriquecedores. Así hemos trabajado como Unidad Pastoral de Las Mercedes-La Vega. Se citan actividades “Sembradores de estrellas”, o hacer de calles y parajes del pueblo, ámbitos y escenario para el misterio pascual de la Semana Santa.  Todo ello con el Consejo de Unidad y las reuniones necesarias. Pero habrá otros ámbitos.

Partimos de la realidad de un mundo en cambio. El Cuidado Pastoral a las Comunidades del Tozo tuvo este lema: En un mundo intercomunicado y por eso interdependiente. Trabajando en digital desde septiembre de 1985. En su primera etapa estos pueblos, el que más equipado estaba tenía teléfono público. Cuando pedí dos números, uno para las parroquias y otro personal hubo extrañeza. Intentamos iniciar a personas en el manejo de programas “debase”; era demasiado pronto. Con la ayuda de una Religiosa oriunda de estas Comunidades, se comenzó a crear una base de datos con el “DbaseIIIplus”. De los 9 pueblos primeros tenemos los datos digitalizados, con acceso desde Word, mediante una aplicación. Con esos instrumentos creamos la base de datos de “Religiosos” que nos permitió tener contacto con todos, en especial con Misioneros y Contemplativas. Estos archivos fueron base para el trabajo posterior en el Arciprestazgo. En ambos casos tenemos presente a la familia de la Religiosa contemplativa o del hijo misionero.

En pasos posteriores echamos mano de Internet y el correo electrónico; creamos el servicio de Videostreaming. La Eucaristía de los domingos y otras celebraciones son ofrecidos por el canal www.ecpe.es

En un documento de febrero de 1991encontramos este dato de la postura inicial ante las nuevas situaciones: “Partimos con una actitud inicial clara: Tiene que haber salidas. Tarea nuestra es encontrarlas. No será fácil, pero es necesario. Si nos equivocamos, daremos marcha atrás. El miedo a no acertar nunca debe ser freno a la creatividad.”

La Escuela de Evangelizadores. El Arciprestazgo, en configuraciones varias, nos ha encontrado de modo permanente. Se recuerda el CPA y las Comisiones de Servicios con una presencia evangelizadora por nuestra parte. Se pide de modo preferente dejar constancia de gratitud a cuantos hicieron posible la Escuela de Evangelizadores, desde los Profesores de la Facultad de Teología, y de otros ámbitos del pensamiento y el quehacer pastoral; desde la acogida de las HH. Clarisas de Vivar del Cid; desde la fidelidad y el interés por la formación demostrado por la mayor parte de los alumnos en una geografía montañosa, muy distante y fría. En sucesivas evaluaciones el agradecimiento sincero por este servicio aparece unido a dos fallos. La Escuela, fruto de la decisión de una Jornada Arciprestal, no encontró nunca el necesario apoyo de un programa pastoral arciprestal del que formar parte. Querer evangelizar, sin que la comunidad cristiana se implique, es casi misión imposible. Un segundo fallo que apareció en una revisión más tardía, fue escuchar la confesión: “No entendíamos lo que los Profesores nos decían”. Y, si esto lo escuchas cuando te están diciendo que agradecen el gran servicio de profesores, entiendes lo grave de la situación: Los niveles de falta de formación humana y cristiana son mucho más profundos de lo que se puede pensar.

Resumo: Escuela de Evangelizadores: ¡¡Sí!! A la pregunta que sigue, y esto ¿cómo? La respuesta no puede ser otra: Partiendo de un deseo que se hace Plan arciprestal. Asumir las consecuencias pastorales que una Escuela de Evangelizadores – últimamente de “Discípulos evangelizadores” – ha de contar en la programación pastoral con el marco arciprestal.

El mayor acierto, reunirnos para la Eucaristía dominical. Escuchar al grupo pedir que conste esta dimensión, es gozoso. Todos saben que hemos seguido con fidelidad, primero, esquemas heredados; en segundo momento, iniciativas de nueva celebración de la Semana Santa y la Pascua. La  Eucaristía única no la ofrecemos para que nos reunamos en la Vega, sino que la razón es a la inversa: La Eucaristía es única porque la Comunidad es única. Por eso sabemos ir todos a una u otra comunidad, si ese domingo allí se da una razón comunitaria. Así, si una comunidad, ha anunciado con tiempo que celebra la Fiesta Patronal; si hay un sacramento de la iniciación, cambiamos la celebración en la Vega por esa “Comunidad X”. Es que la fe sólo se puede vivir y celebrar en comunidad. Es que nadie es más que nadie en Castilla, porque Castilla tiene cultura cristiana. Y dentro de esta dimensión comunitaria dejamos constancia de que lo más hermoso es ver a cristianos de una u otra comunidad asumir tareas litúrgicas con la responsabilidad total en una u otra comunidad, si allí nos encontramos.

Salieron también acciones conjuntas en Rosarios, en Vía Crucis, en mini-autos sacramentales con motivos diferentes. Por supuesto apareció el servicio con la presencia en Comisiones arciprestales que tenían la previa participación en Consejos de Unidad (CPU) y arciprestal (CPA) a los que siempre hemos sido fieles, y creativos en cuanto nos ha sido posible, porque forma parte de nuestra razón de ser en la Comunión Trinitaria.

Piedras Vivas. Es nombre con historia antes de llegar a esta Comunidad de Comunidades. Grupos de voluntarios, en total relación con Responsables diocesanos del Arte y la Liturgia, habíamos prestado el servicio de limpieza de paramentos, y conservación de retablos en varias diócesis.  En este caso este Cuidado Pastoral se realiza sólo en Iglesias del Tozo – estamos en la Etapa 1ª – porque no se reciben solicitudes desde las comunidades del Valdelucio. La experiencia es de una riqueza extraordinaria. En este momento remito la ampliación de datos por parte de Elena y Carmen de Diego. Cuando habla Elena someramente, pues el cierzo comenzaba a arreciar, fue voz de todas pedir que quede reflejado el agradecimiento a las dos hermanas que han demostrado fidelidad y servicio a los planes y proyectos de esta Comunidad de Comunidades, y una atención minuciosa al proyecto pastoral, en cuya historia participan, desde la planificación hasta la realización paso a paso. Por confesión suya sabemos que es precisamente la existencia y la seriedad del plan pastoral que ellas ya conocían previamente, la que las ha hecho posible este servicio también cuando limitaciones de salud lo hacen más meritorio.  En este momento M. Evangelina, testigo a distancia desde el primer momento, y servicio reiterado en esta etapa final, quiso dejar constancia agradecida a cómo ha percibido que la comunidad de cristianos agradece y sintoniza con las líneas marcadas desde los comienzos. Su Comunidad cuidó en muchos aspectos los inicios de este Nuestro Cuidado Pastoral.

El Coro interparroquial, exigencia y servicio a la comunión.      Se acercaba la primera celebración del miércoles de ceniza 1990; anuncié que sería una sola, en el miércoles, pues el Domingo 1º de Semana Santa seríamos fieles al ritmo cuaresmal. Tuvimos la primera experiencia de celebración y de canto conjunto. La Rogativa conjunta al Santuario fue  otra ocasión para cantar con voces de distintas parroquias, e incluso, diócesis.  El valor de la música con el recurso a la organista de Aguilar de Campoo, siempre lo concebimos como tarea al servicio de la comunión interparroquial.

Un Santuario con Voto de Rogativas de varias diócesis. Encontramos esta realidad apenas comenzó el servicio pastoral. Actualizar esta presencia de las comunidades de las tres diócesis ha tenido consecuencias. Hemos visto como lo más normal salir hacia otros que viven en ámbitos pastorales diferentes. Nuestra historia ha sido ésta: Reavivar las relaciones con aquellas comunidades vinculadas de siglos al Santuario de la Virgen de la Vega con el Voto de Rogativa, y que son comunidades de esta diócesis y las de las vecinas diócesis de Palencia y Santander. Sabe también de otras manifestaciones. Desde el prólogo de una primera salida, respuesta a una invitación al Encuentro de los Santuarios de Cataluña y las Islas, en la diócesis de Vic, en un lugar bellísimo del pre-pirineo catalán. De ello tenemos testigos. Eso fue en aumento. Después, y de modo más intenso, hemos trabajado en todas las diócesis de Castilla y León, en Encuentros promovidos desde la Asociación de Santuarios de Catilla y León, puesta en marcha a petición del Departamento de Santuarios de la C.E.E. Desde ese ámbito pasamos a formar parte en Encuentros de ámbito nacional convocados por el Departamento de Santuarios de la C.E.E. Los presentes piden conste en acta los informes que hemos sido llamados a ofrecer en Encuentros Nacionales sobre la experiencia de un Santuario animador de una pastoral de Comunión; así en los Encuentros de Tarazona y Madrid. Se recuerda que, en el ámbito de Castilla y León, fuimos llamados a informar de nuestro Proyecto en el Encuentro de Arcipreste de Castilla y León, que se celebra en Villagarcía de Campos.

La Asociación “Virgen de la Vega”. Es el momento de explicar que existe una Asociación de ámbito diocesano creada con el fin de servir desde el Santuario a las actividades diocesanas y supra-diocesanas del Santuario. Entre los muchos servicios prestados, todas se hacen eco del más reciente: La iniciativa de la Visita de la imagen de la Virgen a todas las Comunidades de las tres diócesis, como preparación para la Coronación canónica de la Imagen. Punto de partida: La Virgen agradece a tantos hijos que han peregrinado hasta el Santuario. Ella, “Peregrina por los montes de la Historia”, (Cfr Spe salvi) devuelve la visita con un gesto muy cuidado. La respuesta desde los grupos ha merecido el aplauso de todos, y el deseo de repetir la presencia de la Virgen cada año con más calma.

Habla el Obispo, D. Fidel. Recurrimos a este testimonio del pasado año, dentro ya de las limitaciones por la pandemia, como la rúbrica a nuestra labor puesta por el Obispo en su visita pastoral. Sin haberlo pedido, sin pensar en algo parecido, D. Fidel con un tono de gozoso agradecimiento estudió, dio muestras de conocerlo, y por eso pudo valorar de modo muy positivo la línea de comunión seguida por la Comunidad de Comunidades. La valoración que hizo desde la realidad social de otras comunidades le permitió dar al proyecto Comunidad de Comunidades la calificación de necesario. Y, como en ese día coincidía una de las iniciativas “Oro y Plata a la Fidelidad”, de esposos, de sacerdotes, de religiosos de nuestras comunidades que reciben el “Gracias” de parte de la comunidad al celebrar los 25, 50, 60 o más años, lo valoró igualmente.         Gracias D. Fidel. Su valoración es un aliento. Es también espejo donde mirarnos cada día.

Pensamos haber adjuntado el texto de la homilía de D. Fidel. Al habla con los servicios de la Web del Santuario  www.ecpe.es nos aseguran que van a subir a la página esta promemoria y el texto escrito de la homilía, y de ese modo se completa la grabación que está subida como VISITA PASTORAL A LA COMUNIDAD DE COMUNIDADES. 12 DE JULIO 2020. Lo tienes en las retransmisiones  por YouTube.

Virgen Bendita de la Vega, ¡Enséñanos a SERVIR! 

Es petición repetida en la Oración del devoto, musicalizada por Mons. Miserachs. Como su Hijo que no vino a ser servido, sino a servir, esta petición reiterada es firma de esta acta pro-memoria de nuestro Cuidado Pastoral. AMEN.