CASA – ESCUELA DE LA COMUNIÓN

Construir JuntosAceptando el reto, el desafío.

Dejemos el término “problema”, que actúa de freno.

Las ventanas de esta nueva Casa tienen todas en sus cuarterones la marca, el estilo “Diálogo” y “Esperanza”.

Desde cada una de ellas vemos el anuncio:

Pico y pala

  • Porque… “¡somos comunión!”.
  • Por eso… “¡podemos evangelizar!”, llenar el mundo de la Buena Noticia.Escuela de comunión
  • Para eso… “¡hablemos!”, ampliemos la respuesta, diciéndonos unos a otros cómo estamos trabajando.

Cada día seremos más, ayudándonos.


¿CONSTRUIR? … ¡¡REMODELAR!

Que, no. Que no bastan los parches, las chapuzas.
San Juan Pablo II, y Benedicto XVI hablan de re-hacer estas comunidades:Casa escuela de comunión

“urge en todas partes
rehacer el entramado cristiano de la sociedad humana.
Pero la condición es que se rehaga la trabazón cristiana
de las mismas comunidades eclesiales
que viven en estos países o naciones.”
(Christifideles laici, 34. Cita en Ubicumque et semper)

Claro. No bastan los chismorreos. Menos los desalientos.


CONSTRUIR… ¡AGRADECIDOS!

¡Gracias, San Juan Pablo II! Por este sencillo y gran mensaje que nos dejaste en clave de desafío, de reto.

Casa escuela de la comunión

“Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión:
éste es el gran desafío que tenemos
ante nosotros en el milenio que comienza,
si queremos ser fieles al designio de Dios
y responder también a las profundas esperanzas del mundo”.
(NMI 43)


VISITA ESTA CASA PILOTO

Con el mayor respeto a la idea de ese Profeta de nuestro tiempo, con fidelidad, y también con tu capacidad crítica, entra.

Los distintos espacios, las salas y los miradores son recursos para decirnos a nosotros cómo habría que re-hacer este nuevo modelo de comunidad.

Entra. Porque necesitamos tu diálogo.

[ACCESO A LA PRIMERA PLANTA]

Planta primera