CUARESMA – 2017 DOMINGO 4º

MONICIONES 

FullSizeRender-11MONICIÓN DE ENTRADA   

¡Bienvenida, Comunidad de Comunidades! Hoy, hacemos un acto de fe especial, al encender las luces que van a buscar el Evangeliario. El  tema de este domingo es creer en la luz de Dios que actúa por la mediación de los hombres. Ahora, en la procesión de entrada, vuelve el manto de la Virgen de la Vega. En la celebración “24 horas para el Señor”, a la que fuimos invitados la semana pasada, en la sede donde D. José confesaba, estaba el manto de la Virgen. El IMG_0574manto y los que participamos llevábamos este lema: “Corazones misericordiados”. Dejamos el manto con la pegatina ante el altar, para pedir a la Virgen que nos ayude a abrir los ojos de la fe a la misericordia. Hoy la colecta a la que somos especialmente invitados a ser generosos será por las personas que en Perú son víctimas de las inundaciones y los corrimientos de tierras. No olvidemos que en Perú trabaja Tomás Villalobos, misionero seglar toda la vida en la selva peruana. Seamos generosos. Porque sabemos que Dios nos espera, comenzamos cantando.

 

MONICION A LA MESA DE LA PALABRA

Las tres lecturas tienen un solo mensaje. El de San Pablo a los de Éfeso. Ante las tinieblas de los que no creen que Dios interviene en esta historia de pecadores, Jesús nos invita a ser creyentes en él, a ser luz, “corazones misericordiados”. Dios habla para nosotros. Escuchamos.

HOMILIA

Ante la Pascua, que es Cruz y Resurrección, grita la liturgia: ¡Alegraos por la nueva Jerusalén! Un grito realista.

Nosotros ante la pregunta por el mal. Es pregunta de todos los tiempos, ante cualquier mal: la enfermedad, las injusticias, las inundaciones en Perú. No se sabe cómo unir a Dios con el mal. Y creen resolver esa duda, diciendo que el mal es castigo del pecado. Los Apóstoles preguntan: Quién pecó. Dan por supuesto que el mal, la ceguera de nacimiento, señala al pecador. Lo mismos les pasa a los fariseos acusan al ciego diciendo: “Empecatado naciste”. Jesús es claro: La ceguera no es castigo de Dios por el pecado. Abre un camino nuevo: Dios no está lejos del mal; el mal es ocasión para que se manifiesten las obras de Dios.

Jesús ante la pregunta por el mal, nos da la clave. Hay dos maneras de enfrentarse a la realidad del mal: acercarse con los ojos iluminados de luz, o acercarse a oscuras, con ojos sin luz. Jesús, como camino de salida a la pregunta sobre el mal, ofrece esta verdad. “Yo soy la luz del mundo”. Tenemos que acercarnos al mal, llevando la luz de las obras de Dios. Jesús hace las obras de Dios echando mano de un anti-signo: hace barro, se lo pone en los ojos, y manda que se vaya a lavar a la piscina del Enviado, Siloé. Fue, se lavó y vuelve con ojos nuevos. La referencia al bautismo, a esa luz nueva, es clara.

Nos paremos para caer en la cuenta de las posturas ante el mal. La solución de Dios. Los Apóstoles. Lo ven como castigo; pero dan un paso: le piden luz a Jesús. Las gentes. Aparecen, como tantas veces,  superficiales; se quedan sólo en si éste era o no el ciego de siempre. Los padres; saben y dicen que es su hijo. Son miedosos, no se atreven a decir la verdad. Los fariseos: Oyen por tres veces las explicaciones llenas de lógica del ciego y de sus padres, pero cierran los ojos a la luz; se niegan a aceptar la verdad. Sería ceder a una tentación quedarnos en estos datos, reales, pero que ninguno ofrece una salida. Gracias a Dios hay otras posturas. El ciego obediente. Sabe que era barro, pero: “fui, me lavé y veo”. El ciego valiente. Cada vez más. Su valentía crece ante los fariseos. Llega hasta decir que era una señal de Dios. Le falta dar el paso de conocer y aceptar a Jesucristo. Jesús se le acerca y le pregunta “¿Crees en el Hijo del Hombre? Es la pregunta clave para él y para nosotros. Y ante esa pregunta, viene el ciego humilde, que pregunta: ¿Y quién es, Señor, para que crea en Él? Esta pregunta del ciego es la que nos tenemos que hacer todos: ¿Quién eres, Jesús, para que creamos en ti? Necesitamos oírte decir: Soy el Dios hecho hombre, el Dios que habla contigo, que está cerca del que sufre; soy el enviado por el Padre para hacer las obras del Padre. Y vemos al ciego sincero, coherente; al ciego creyente, que dice: Creo, Señor, y se echa por tierra: se postró ante él. Y el ciego oye a Jesús: “Para un juicio he venido yo a este mundo: para que los que no ven, vean, y los que ven, se queden ciegos”.

 ¿Somos tinieblas o luz? Es la parábola que usa Pablo en la carta a los Efesios. El Papa, Francisco, nos ofrecía ser luz de perdón. A lo mejor ni te enteraste la semana pasada que eras invitado. Seguimos siendo necesarios: Tú y yo necesitamos creer en Jesús que es capaz de perdonar los pecados; capaz de dar la luz del perdón con el barro de la mediación de la Iglesia, la mía, pecador, la de otro sacerdote. Luz de Cristo. Hoy necesitamos comunidades de cristianos con “corazones misericordiados”, que por haber experimentado la misericordia, son misericordiosos como lo es el Padre.

ORACION UNIVERSAL

  1. Por el Papa, Francisco, este fin de semana ha tenido dos intervenciones, una pidiendo a todos que recibamos el regalo del sacramento del Perdón; la otra, diciendo a los europeos que tenemos que preparar un futuro de generosidad. Para que la voz de los Obispos que nos invitan a responder a Dios sea escuchada por los cristianos. OREMOS
  2. Por los gobernantes y los ciudadanos de las naciones de Europa que se preguntan cómo responder a los retos del terrorismo y de los populismos. Para que, como el Papa ha dicho, miremos y preparemos el futuro siendo más solidarios. OREMOS
  3. Por todos los que sufren por cualquier causa, y no saben ver la cercanía de Dios en su dolor. Para que el Señor se les haga cercano; para que encuentren a su lado cristianos capaces de dar testimonio de la luz de esperanza que es Jesucristo. OREMOS
  4. Nosotros vivimos en muchas ocasiones en medio de la oscuridad, la nuestra y la de otros, sea por enfermedades, sea por la experiencia de la corrupción, la nuestra o la de otros. Para que buscamos la enseñanza de Jesucristo, para que nos fiemos de él y sepamos acudir al sacramento del perdón. OREMOS

MONICIÓN AL ENVÍO A LA MISIÓN

Avisos para la vida de las comunidades

  • El sábado próximo se reanuda el VIA CRUCIS. A las 5:30. La Pascua sólo la entiendo desde el Amor de Cristo hasta la Cruz.
  • Los sábados de Cuaresma, después del Vía Crucis, D. José estará aquí confesando. Es la oferta que nos hace el Papa Francisco: Tener corazones misericordiados. No dejemos pasar la ocasión.
  • El viernes, a las 5, D. José resumirá la enseñanza de la Escuela de Evangelizadores. Es para todo el que quiera conocer más a Jesús.
  • El sábado, día 1 de abril, nuestro Coro está invitado por el Arcipreste a ver juntos cómo poner en marcha un Coro Arciprestal para el Día 2017. A la reunión va un representante por cada Coro parroquial.
  • La colecta de hoy la enviamos a Cáritas. Les recordamos que tenemos un misionero en la selva peruana.

 

 
Soy tinieblas, siembro oscuridad…,
si no me acerco a los sacramentos pascuales.
Si creo en Jesús, y busco con humildad su perdón, entonces… ¡soy luz!