En comunión

¿Por qué unir las dos primeras palabras… “ENCOMUNIÓN”?