¿por qué?Te estarás peguntando. ¿Por qué se embarcan éstos en una aventura, a su edad y con la que está cayendo? Pues, mira.

Porque… Es un tiempo de gracia éste nuestro,  que nos permite actuar en un mundo cambiante. No es sólo una época de cambios. Estamos en un cambio de época, y el encargo de Jesús “Id a evangelizar” es también para esta ahora con sus matices.

Porque… Evangelizar esta realidad para la que existimos… ¡¡es tarea nuestra!!  O nos ponemos juntos, manos a la obra, preparando el futuro en el momento de cambios, o quedará sin hacer por siglos.

Porque…  Estamos agradecidos a Dios, y a tantas personas con quienes hemos compartido otros caminos. Si no fuera así, quizás habríamos ocultado nuestra identidad. Ni olvidamos ni ocultamos nuestro agradecimiento.

Porque…  Estamos seguros de esta verdad: Que hemos de ponernos a buscar caminos nuevos.

Porque… La condición para evangelizar hoy pasa por hacerlo desde dentro de la comunidad en la que recibimos la vida sacramentalmente.

Hoy ya nadie puede decir “caminante no hay camino”

Porque…  Tenemos el encargo, somos justificación de la misión de Jesucristo. Nos necesita viviendo en comunión, reflejo trinitario, para que el mundo pueda creer en Él.

Jn 17, 20-21Sólo con una condición. Estar dispuesto… ¡a aprender de otros! Que  yo y tú, que nosotros y vosotros digamos de verdad ¡os necesitamos!

Si te preguntas “Por qué abrimos esta página” tiene sólo esta respuesta:

Porque nos necesitamos todos. Es una página de todos